Quien

¿Cómo que quien?  

Ya estaba harto de pasar tiempo observando la casilla de texto en la que introducir el nombre en comentarios, correos, registros y demás cuándo de repente las dos palabras más bellas de internet llegaron hasta mí. ‘Usuario anónimo’.

 A partir de entonces su fuerza tomó mi alma y cada vez que me acerco a un ordenador me convierto en una persona sin nombre, sin apellidos, sin piedad y sin vergüenza.

Anuncios

2 comments so far

  1. Anónimo, también on

    Hola. Sólo quería decirte que a pesar de leer varias entradas tuyas sobre diversos temas de lo más variopinto e intentar quitarme la misma idea de la cabeza, dicha idea no deja de volver a mí, así que no me queda más remedio que soltártela sin rodeos: tu blog apesta y eres un capullo. Eres igual de pedante que los “falsos intelectuales” a los que tanto criticas, y todavía estarás orgulloso de tu “perspicacia” como escritor. Dedícate a la política, que los altos cargos del gobierno actual te aceptarán como a uno más.

    Saludos desde Madrid 🙂

  2. Miguel del Valle on

    Sigue en el anonimato, eres patético…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: